top of page

Efectos secundarios de los Antibióticos

Según el Center for Desease Control de Estados Unidos, más de 2.8 millones de infecciones resistentes a los antibióticos ocurren anualmente en los EE. UU., resultando en más de 35,000 muertes.



Durante la epidemia de COVID-19, observamos que no todas las personas expuestas al virus, incluso aquellas que dieron positivo, se enfermaron. Algunas personas se enfermaron de inmediato o dentro de los días posteriores a la exposición, mientras que otras permanecieron asintomáticas. Otras personas se enferman incluso después de la vacunación.


Aunque los antibióticos no son efectivos para combatir los virus, estos fueron usados durante lapandemia, los que causaron más complicaciones que resultados entre los pacientes tratados. Aunque los antibióticos no son la solución para las infecciones y mucho menos para prevenirlas, estos pueden ser de gran utilidad para pacientes cuyo estado de defensa se encuentran tan débil que sus órganos no son capaces de combatir las infecciones por sí mismo. Los antibióticos no siempre son efectivos y conllevan riesgos. Según el CDC, más de 2.8 millones de infecciones resistentes a los antibióticos ocurren anualmente en los EE. UU., resultando en más de 35,000 muertes. El mal uso y el uso excesivo de antibióticos contribuyen a la resistencia y a efectos adversos, subrayando la importancia del uso responsable de los antibióticos y la necesidad de tratamientos alternativos. Los antibióticos se han utilizado durante milenios para tratar infecciones, aunque hasta aproximadamente el último siglo, la gente no sabía que las infecciones eran causadas por bacterias.


Diversos mohos y extractos de plantas fueron utilizados para tratar infecciones por algunas de las primeras civilizaciones; por ejemplo, los antiguos egipcios aplicaban pan mohoso a las heridas infectadas. Sin embargo, hasta el siglo XX, las infecciones que ahora consideramos fáciles de tratar –como la neumonía y la diarrea– que son causadas por bacterias, eran la principal causa de muerte en el mundo desarrollado. No fue hasta finales del siglo XIX que los científicos comenzaron a observar los químicos antibacterianos en acción. Paul Ehrlich, un médico alemán, notó que ciertos tintes químicos coloreaban algunas células bacterianas, pero no otras. Concluyó que, según este principio, debía ser posible crear sustancias que pudieran matar ciertas bacterias selectivamente sin dañar otras células. En 1909, descubrió que un químico llamado arsfenamina era un tratamiento efectivo para la sífilis. Este se convirtió en el primer antibiótico moderno, aunque el mismo Ehrlich se refirió a su descubrimiento como "quimioterapia" –el uso de un químico para tratar una enfermedad.


La palabra " antibióticos" se usó por primera vez más de 30 años después por el inventor y microbiólogo ucraniano- estadounidense Selman Waksman, quien en su vida descubrió más de 20 antibióticos. Alexander Fleming era, al parecer, un poco desordenado en su trabajo y descubrió accidentalmente la penicilina. Al regresar de unas vacaciones en Suffolk en 1928, notó que un hongo, Penicillium notatum, había contaminado una placa de cultivo de bacterias Staphylococcus que había dejado accidentalmente descubierta. El hongo había creado zonas libres de bacterias dondequiera que crecía en la placa. Fleming aisló y cultivó el moho en cultivo puro. Encontró que P. notatum resultó ser extremadamente efectivo incluso en concentraciones muy bajas, previniendo el crecimiento de Staphylococcus incluso cuando se diluía 800 veces, y era menos tóxico que los desinfectantes utilizados en ese momento.


Después de los primeros ensayos en el tratamiento de heridas humanas, las colaboraciones con compañías farmacéuticas británicas aseguraron que la producción masiva de penicilina (el químico antibiótico producido por P. notatum) fuera posible. Tras un incendio en Boston, Massachusetts, EE. UU., en el que murieron casi 500 personas, muchos sobrevivientes recibieron injertos de piel que son susceptibles a la infección por Staphylococcus. El tratamiento con penicilina fue enormemente exitoso, y el gobierno de EE. UU. comenzó a apoyar la producción masiva del medicamento. Para el Día D en 1944, la penicilina se usaba ampliamente para tratar a las tropas por infecciones tanto en el campo como en hospitales de toda Europa. Al final de la Segunda Guerra Mundial, la penicilina fue apodada "el medicamento "milagroso" y había salvado muchas vidas.


Los científicos en Oxford fueron fundamentales en el desarrollo del proceso de producción masiva, y Howard Florey y Ernst Chain compartieron el Premio Nobel de Medicina de 1945 con Alexander Fleming por su papel en la creación del primer antibiótico producido en masa. Ahora centrémonos en el origen de la teoría de los gérmenes vs. la teoría del terreno.


Informe sobre los Efectos Secundarios de los Antibióticos


Introducción

Los antibióticos son medicamentos utilizados para tratar infecciones bacterianas. Sin embargo, su uso puede estar asociado con una variedad de efectos secundarios. Este informe detalla los efectos secundarios más comunes y graves, así como las estadísticas relacionadas con la cantidad de personas afectadas y las muertes causadas por estos efectos.


Efectos Secundarios Comunes


Problemas Digestivos:

  • Náuseas y Vómitos: Muy comunes con antibióticos como la amoxicilina.

  • Diarrea: Un efecto secundario común, que puede ser leve o severo.

  • Dolor Abdominal: Puede ocurrir debido a la irritación del revestimiento del estómago.

  • Reacciones Alérgicas:

  • Erupciones Cutáneas: Pueden variar desde leves hasta severas.

  • Picazón: Un síntoma frecuente asociado con reacciones alérgicas.

  • Anafilaxia: Una reacción alérgica grave que puede ser potencialmente mortal.

  • Infecciones por Hongos:

  • Candidiasis Oral y Vaginal: Ocurre debido a un desequilibrio en la flora bacteriana.

  • Fotosensibilidad:

  • Aumento de la Sensibilidad al Sol: Puede causar quemaduras solares severas.

  • Interacciones Medicamentosas:

  • Disminución de la Eficacia de Otros Medicamentos: Como los anticonceptivos orales.

  • Efectos Secundarios Graves

  • Colitis Pseudomembranosa:

  • Causada por la bacteria Clostridium difficile, que puede llevar a diarrea severa y deshidratación.

  • Toxicidad Renal y Hepática:

  • Algunos antibióticos pueden causar daño renal o hepático, especialmente con el uso prolongado.

  • Problemas Cardiovasculares:

  • Prolongación del QT: Puede llevar a arritmias cardíacas.

Reacciones Hematológicas:

  • Anemia Hemolítica: Destrucción de glóbulos rojos.

  • Leucopenia: Reducción de glóbulos blancos.


Estadísticas de Efectos Secundarios


Prevalencia:

Aproximadamente el 20% de las personas que toman antibióticos experimentan algún tipo de efecto secundario.


Reacciones Alérgicas:

  • Se estima que alrededor del 10% de las personas experimentan reacciones alérgicas a los antibióticos, con una incidencia de anafilaxia en aproximadamente 0.01%.

  • Colitis por Clostridium difficile: Incidencia estimada en 500,000 casos anuales en los Estados Unidos, con una tasa de mortalidad del 1-2.5%.


Muertes Causadas por Antibióticos:

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las infecciones por C. difficile causan aproximadamente 15,000 muertes al año en los Estados Unidos.


Conclusión

Los antibióticos son herramientas cruciales en la medicina moderna, pero su uso debe ser manejado cuidadosamente para minimizar los riesgos de efectos secundarios. La concienciación sobre estos riesgos y la implementación de prácticas adecuadas de prescripción y uso son esenciales para reducir la morbilidad y mortalidad asociada con los antibióticos.


  • fresh juices: dos limones con 3 cucharditas de miel y un te de linaza tomese una cuchrada cada hora.

  • Jugo de zanahorai, remolacha y pepino

  • En suplementos tiene Vit A y D

  • En plantas medicinales: equinácea



Para suscribirse gratuitamente de click aqui

  


 

El Dr. Lemus es un crítico riguroso de la industria alimentaria, se enfoca en los aditivos tóxicos, la contaminación ambiental, el agua limpia y el uso innecesario de medicamentos, en favor de los métodos terapéuticos naturales. Tiene una amplia experiencia y formación en diversas disciplinas y modalidades de medicina natural, incluyendo la ciencia de los alimentos, la bioquímica nutricional, la homeopatía, la medicina china, la herbolaria, la bioenergética, la acupuntura, la iridología, la salud del colon y la bioquímica individual, con más de 45 años de experiencia clínica. Es el fundador y creador de Lemus Natural Medicine, una modalidad única e individualizada de medicina natural que utiliza datos científicos y de laboratorio.


Si deseas aprender más sobre vida saludable y prevención de enfermedades, contáctame en Lemus Medicina Natural donde la medicina natural es la medicina oficial.


Descargo de responsabilidad: Este artículo es solo para fines informativos y educativos. Algunas declaraciones pueden no haber sido evaluadas por la FDA. Este artículo no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Por favor, consulte a su proveedor de atención médica calificado antes de agregar suplementos o realizar cualquier cambio en su programa dietético. Antes de tomar vitaminas, consulte a su proveedor de atención médica, ya que las condiciones médicas preexistentes o los medicamentos que esté tomando pueden afectar cómo responde su cuerpo a los multivitamínicos.


Tiene nuestro permiso para reimprimir este artículo si nos atribuye con un enlace en vivo a este artículo y a los enlaces de YouTube. https://www.lemushealth.com/blog


Copyright © 2024 Dr. J. Michael Lemus Todos los derechos reservados.

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page