top of page

Recipientes de plástico y sus riesgos para la salud.

Revelando los envases de plástico como causantes de riesgos para la

salud, conozca los tóxicos, enfermedades asociadas, origen y medidas preventivas.


Introducción: Comencemos por los riesgos para su salud por el consumo de productos

envasados en plásticos, pues estos causan disrupción endocrina, efectos estrogénicos

en hombres y reducción de esperma. Los polímeros sintéticos son tóxicos para los

humanos y se han vinculado con problemas reproductivos, cáncer, enfermedades

metabólicas y crónicas. Los problemas de salud relacionados con los químicos de los

plásticos ascienden a aproximadamente 250 billones de dólares los cuales ni un solo

centavo están destinados a detener estos fabricantes, ni advertir a la población de los

riesgos y mucho menos como evitarlo.


En este reporte vamos a proporcionarte más información sobre las botellas de agua de

plástico y los diversos materiales utilizados en su fabricación, así como los posibles

riesgos asociados con ciertos tipos de plástico.


  • El BPA es un compuesto químico utilizado en la fabricación de plásticos como el policarbonato, que se encuentra comúnmente en botellas de agua y otros recipientes de almacenamiento de alimentos.


  • Se ha relacionado con la disrupción endocrina, lo que significa que puede interferir con el sistema hormonal del cuerpo.


  • Estudios han vinculado la exposición al BPA con problemas de salud como el aumento del riesgo de cáncer, trastornos reproductivos, problemas de desarrollo en fetos y niños, así como problemas metabólicos como la obesidad.


2. Bisfenol-A libre (BPA-Free):


  • Muchas empresas han comenzado a fabricar productos "libres de BPA" en respuesta a preocupaciones sobre los efectos para la salud del BPA.

  • Sin embargo, algunos estudios sugieren que los sustitutos del BPA, como e l bisfenol-S (BPS) y el bisfenol-F (BPF), pueden tener efectos similares en la salud.


3. Efectos estrogénicos y reducción del conteo de esperma:


  • Se ha encontrado que los compuestos como el BPA, BPF y BPS tienen efectos estrogénicos, lo que significa que pueden imitar la actividad hormonal del estrógeno en el cuerpo.


  • Estos compuestos también se han asociado con la reducción del conteo de esperma en hombres, lo que puede afectar la fertilidad masculina.


Como pueden apreciar estos químicos afectan los receptores biológicos hormonales

causando trastornos metabólicos como la diabetes, problemas neuro-desarróllales y

reproductivos, además de alterar los niveles de hormonas tiroideas y aumentar el

riesgo de leucemia y linfoma. Incluyen bajo peso al nacer, partos prematuros,

alteraciones en la fertilidad, cáncer de mama y desarrollo cerebral en niños.

La lixiviación es un proceso donde un líquido, generalmente agua, extrae solutos de un

sólido disolviéndolo para formar parte de su consumo con los riesgos que los

Microplásticos y nanopartículas de plástico representan para su salud, o mejor dicho

los causantes de enfermedades.


Las nanopartículas plásticas son hasta 100 veces más abundantes de lo estimado,

según un estudio reciente de la Academia Nacional de Ciencias, dos botellas de

plástico contienen en promedio 240,000 partículas, compuestos por el 90%

nanopartículas y el 10% microplásticos.


Cabe destacar que los polímeros sintéticos de nanopartículas son altamente tóxicos,

pudiendo penetrar fácilmente en el cuerpo y células. Es innegable que hoy hay más personas enfermas que antes de 1960, y aunque desconocen su causa, antes de 1960 no existían envases de plástico en agua ni alimentos. Aunque no se ha demostrado fehacientemente el impacto negativo en la salud por la ingesta de estos compuestos, pruebas realizadas por la Universidad Estatal de Nueva York en Fredonia en 259 botellas de agua de plástico de 11 marcas encontraron que el 93% estaban contaminadas con microplásticos.



El plástico está omnipresente y estos químicos están relacionados con problemas

reproductivos, cáncer, enfermedades metabólicas, entre otros.


La revista Consumer Report probó 100 alimentos envueltos en plástico, hallando

bisfenoles y ftalatos, que alteran el sistema endocrino.

La exposición a los disruptores endocrinos puede aumentar el riesgo de obesidad,

diabetes, trastornos metabólicos, problemas neurodesarrollales y reproductivos. Las

personas embarazadas y sus hijos son más vulnerables, pues pequeñas alteraciones

hormonales pueden afectar su desarrollo cerebral. Los retardantes de llama bromados = en plásticos y productos electrónicos han sido vinculados a daño cerebral. El cloruro de vinilo, utilizado en ciertos plásticos, aumenta el riesgo de cáncer. En zonas cercanas a fábricas de plástico, se ha registrado mayor incidencia de enfermedades.


Aunque no sean agudamente tóxicos como el plomo, la exposición diaria a estos

químicos preocupa a investigadores, ya que se relaciona con una cantidad

considerable de enfermedades. La producción masiva de plástico ha aumentado la

incidencia de enfermedades crónicas.


Expertos como la Academia Americana de Pediatría y la Federación Internacional de

Ginecología y Obstetricia sugieren que esta tendencia se debe, al menos en parte, a la

exposición a productos químicos.

¿Cómo resolver estos problemas?



Materiales alternativos:


  • Tritan: Un plástico libre de BPA y otros compuestos relacionados. Se promociona como seguro y duradero para el uso en recipientes de alimentos y bebidas.


  • Polipropileno: Otro plástico que se considera seguro para el contacto con alimentos y bebidas, y que no contiene BPA.

  • Acero inoxidable: Una alternativa duradera y libre de BPA para las botellas de plástico, aunque puede ser más pesado y más caro.


  • Vidrio: Considerado una opción segura y no porosa para contener líquidos, aunque puede romperse más fácilmente que el plástico o el acero inoxidable.


Es importante tener en cuenta que, si bien algunos materiales son promocionados

como más seguros que otros, la mejor manera de minimizar la exposición a sustancias

potencialmente dañinas es optar por alternativas como el vidrio o el acero inoxidable

siempre que sea posible, y evitar el uso de plásticos en la medida de lo posible.


Para suscribirse gratuitamente de click aqui

  


 

El Dr. Lemus es un crítico riguroso de la industria alimentaria, se enfoca en los aditivos tóxicos, la contaminación ambiental, el agua limpia y el uso innecesario de medicamentos, en favor de los métodos terapéuticos naturales. Tiene una amplia experiencia y formación en diversas disciplinas y modalidades de medicina natural, incluyendo la ciencia de los alimentos, la bioquímica nutricional, la homeopatía, la medicina china, la herbolaria, la bioenergética, la acupuntura, la iridología, la salud del colon y la bioquímica individual, con más de 45 años de experiencia clínica. Es el fundador y creador de Lemus Natural Medicine, una modalidad única e individualizada de medicina natural que utiliza datos científicos y de laboratorio.


Si deseas aprender más sobre vida saludable y prevención de enfermedades, contáctame en Lemus Medicina Natural donde la medicina natural es la medicina oficial.


Descargo de responsabilidad: Este artículo es solo para fines informativos y educativos. Algunas declaraciones pueden no haber sido evaluadas por la FDA. Este artículo no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Por favor, consulte a su proveedor de atención médica calificado antes de agregar suplementos o realizar cualquier cambio en su programa dietético. Antes de tomar vitaminas, consulte a su proveedor de atención médica, ya que las condiciones médicas preexistentes o los medicamentos que esté tomando pueden afectar cómo responde su cuerpo a los multivitamínicos.


Tiene nuestro permiso para reimprimir este artículo si nos atribuye con un enlace en vivo a este artículo y a los enlaces de YouTube. https://www.lemushealth.com/blog


Copyright © 2024 Dr. J. Michael Lemus Todos los derechos reservados.


2 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page